En su lucha para combatir el cambio climático las grandes urbes están incentivando la construcción de edificios con jardines verticales. Entre las ciudades que están aplicando esta nueva política, Bogotá, capital de colombiana, está siendo todo un ejemplo.

En este núcleo urbano, concretamente en el barrio de Chapinero Alto, se encuentra el edificio Santalaia, cuya fachada está cubierta por un jardín vertical de 3.117 metros cuadrados. Es el más grande del mundo.

Ver el artículo original


Volver a noticias